Como ligar en Facebook

Ligar en Facebook tiene muchísimos puntos en común con el ligue en cualquier otra página

Ligar en Facebook es algo que demanda mucha gente hoy en día porque es el medio a través del cual muchos mantienen contacto con conocidas o amigas a las que quieren conquistar. Además es un medio usado por muchos porque facilita la tarea de conocer mujeres sin tener que abordarlas. Es muy fácil enviar un mensaje a alguien por Internet, si no nos contesta tampoco vamos a hacer un mundo de ello, y es curioso pero no nos sentimos intimidados no por le rechazo ni porque nos pueda decir algo grosero. El problema para los hombres que usan este medio es que a la larga, igual que con otras páginas de Internet, se dan cuenta de que no es tan fácil como pensaban.

Resulta que hay que tener “palique” para ligar online. Mucho más que en presencia de la chica. En Internet no tenemos a la persona delante para que pueda interpretar nuestros gestos faciales ni nuestro tono de voz al hablar. De esta manera es muy fácil que haya malas interpretaciones de lo que decimos. O lo que es peor, no hay esa comunicación no verbal que permite que dos personas congenien o se caigan bien. Tenemos que admitir que en muchas ocasiones una persona te cae bien o mal en función de la manera en la que dice las cosas, cómo se mueve e incluso cómo viste. De entrada estamos perdiendo muchas excusas para seguir la conversación, sobre todo por parte de ella.

Cuando dos personas se tienen delante hay un ritmo de conversación que es más rápido que online. A lo que tú dices la chica puede contestar de manera inmediata, y lo que es mejor, muchas veces se ve obligada a ello. En persona queda mal quedarte mirando a alguien a la cara sin contestar a lo que te dice. En cambio en Internet es muy fácil simplemente cerrar la ventanita de tu conversación y olvidarte de esa persona. Además de eso se da la circunstancia de que muchas veces las chicas contestan con monosílabos a lo que decimos, y en gran parte de las veces es aposta. Lo hacen para testear qué tipo de conversación tienes y si hablas de manera fluida e interesante.

A parte de esto en Internet no tenemos la ventaja de que puedan ver nuestro rostro igual que en presencia de la chica, aunque la página disponga de la posibilidad de colgar fotos. Las fotos no transmiten al 100% cómo somos, y es fácil que la chica nos tome por menos atractivos de lo que somos. Es más, para ellas no es todo el rostro, también toman en consideración la sonrisa o el lenguaje corporal para saber si “estamos buenos” o no. Y no cabe duda de que si a una chica le gustas físicamente te hará más caso que si no le pareces ni feo ni guapo.

Recursos para ligar en Facebook

El principal recurso para ligar por Internet que te puedo recomendar es un libro que está en inglés. Lamentablemente no hay traducciones oficiales en español. El libro se llama “Matchbook Method“, escrito por Action Jackson, y es una guía para ligar tanto en Facebook como en Myspace. La principal ventaja que nos ofrece el autor de ligar en estas redes sociales es que lo podemos hacer gratis. Estas páginas no cobran ni por registrarse ni por hablar con sus usuarios, como ya sabes. Además casi toda la gente joven del mundo usa Facebook, con lo que tienes acceso a un montón de chicas solo buscando en el buscador por la ciudad en que vives. El libro empieza diciendo que su sistema se basa en el Método Mystery. Así que lo que hace es enviar mensajes a la chica pero fingiendo que no tiene ninguna intención de ligar con ella. Lo que me parece muy buena estrategia teniendo en cuanta que ni Facebook ni Myspace son redes sociales específicas para ligar. Así que lo mejor en mi opinión es encontrar una excusa para hablar con ellas por primera vez y atraer su atención. Y es lo que hace este libro.

Nos da mensajes tipo, mensajes que el autor ha ideado a través de horas de práctica sargeando en Facebook. Con estos mensajes pasa por las fases del Método Mystery, como son atracción, creación de valor, comfort, etc. Al igual que lo que yo aplico en mi manera de ligar online, el autor también piensa que hay que diferenciarse de la mayoría de tíos que ligan por Internet y que lo único que hacen es decir las mismas frases que usan todos, con lo que las mujeres se aburren y no les hacen caso. Además que desde el primer momento ven que vas a ligar con ellas, lo que en la mayoría de casos hace que tengan menos ganas de contestar aun. Lo interesante de este libro es que además de mensajes predefinidos también tiene las típicas frasecitas que la gente suele poner en su muro de Facebook. Son actualizaciones de estado que van bien para darse valor y para incitar a alguna chica a que conteste, con lo que das la impresión de que tienes chicas en tu vida, que no son solo chicas atraídas por ti sino amigas. Eso es una buena manera de darse valor y no quedar como un desesperado ante las chicas que realmente nos queremos ligar. Un ejemplo de mensaje que usa de abridor u “opener” es el siguiente:

Tu foto se parece a una chica que vi el fin de semana… Estábamos en los carts y una chica muy impertinente y maleducada se chocó con el coche de tu “clon”… Así que tu doble se bajó del cart y le pegó en la cabeza, fue para partirse de risa!

La traducción es aproximada, no lo he traducido literalmente porque si no no se entendería bien el sentido ni el humor que el mensaje pretende encerrar. Pero puedes tener una idea de lo que más o menos es el estilo de los mensajes que se envían a las chicas. Personalmente lo he probado y da bastante resultado. No todas las chicas contestan, pero en Internet más que en la vida real creo que hay que contentarse con un número elevado de respuestas. No se puede pretender que el cien por cien de las chicas te contesten. Así que lo que yo busco es simplemente un mensaje con un alto índice de respuesta.

Recomiendo leer el libro, que además ofrece una guía para hacerse un perfil en Facebook o Myspace. Hay que entender la lógica de los mensajes y además hay que leer las diferentes estrategias que nos propone en función de que la chica conteste o no, o conteste de manera favorable o no, etc.