Esta nueva droga otorga los mismos beneficios del ejercicio físico

El sueño de poder ingerir una pildora que le brinde al cuerpo los mismos beneficios del ejercicio físico podría ser pronto una realidad. Un grupo de cientificos logró imitar los efectos del ejercicio en ratones, con una nueva droga. Esta droga recibió el nombre de GW501516 y actua sobre el gen llamado PPAR Delta que se desencadena al correr, haciendo que los ratones quemen más grasa y aumenten sus niveles de estamina aún siendo sedentarios.

Para esta investigación se emplearon altas dosis de la droga GW en ratones sedentarios por un periodo de 8 semanas. Después, los ratones fueron sometidos a pruebas en la caminadora para medir el tiempo que lograban resistir corriendo. Los resultados fueron comparados con los de los ratones sedentarios a lo que no se les dio la droga.

Los ratones que no recibieron la droga lograron correr alrededor de 160 minutos antes de quedar agotados, en comparación con los ratones que consumieron GW501516 soportaron cerca de 270 minutos, lo equivalente a un 70% más.

En ambos casos, los ratones quedaron exhaustos cuando los niveles de azúcar en la sangre eran inferiores a 70 mg/dL, lo que implica que este cansancio es el resultado de una baja de glucosa. La droga retrasó la baja de glucosa más de 100 minutos.

El resto de las pruebas demostró que la droga altero cerca de 975 genes de los ratones. Los genes involucrados en metabolizar la grasa se volvieron más activos, pero los genes relacionados en la metabolización del azúcar como fuente de energia fueron suprimidos. Se puede concluir que la activación del gen PPARD previene que el azúcar se queme para preservar las funciones cerebrales, y en cambio se quema la grasa. Aunque el músculo puede quemar grasa o azúcar, el cerebro solo se alimenta de azúcar, de este modo, se logra quemar grasa sin provocar una baja de glucosa, y sin realizar ningún ejercicio físico.

El grupo de cientificos asegura que esta puede ser una alternativa para que las personas que no pueden ejercitarse ya sea por alguna enfermedad o discapacidad, reciban los beneficios del entrenamiento fisico a través de una pildora.

“Este hallazgo abre la posibilidad de mejorar la resistencia fisica de un individuo al mismo nivel que el de una persona que se ejercita, sin el esfuerzo físico que esto conlleva” afirma el investigador Weiwei Fan, del Instituto Salk en california.

Muchas industrias farmaceuticas estan interesadas en el desarollo y experimentación de esta pildora en humanos, ya que sin duda, imitar los efectos del ejercicio al tomar una simple pildora podria transformar la vida de millones de personas.