¿Necesitas una excusa para hablar con una chica?

 

En mis primeros meses de aprendiz de seducción pasé varios meses buscando constantemente buenas frases de entrada para decir a las chicas cuando iba a las discotecas. Era algo que me parecía muy importante, porque en muchas ocasiones sentía que las frases usadas el fin de semana anterior no me habían proporcionado el tipo de interacciones que deseaba. Que el set no había ido del todo bien, vamos. Al cabo de esos meses me di cuenta de que en los foros había toneladas de material sobre openers, y muchísimos tíos buscando openers como yo. El opener archioriginal que las deje boquiabiertas y ta haga fácil el camino al éxito. Ahí es cuando me di cuenta de que eso no existe y de que no pasa nada. El opener no es lo más importante de la interacción, las mujeres no se van a acordar de con qué frase la abriste. Solo se van a acordar de si eres un tío simpático, divertido y con el suficiente valor como para considerarte interesante.

En seguida me di cuenta de que a medida que abría más y más sets no me acordaba de lo primero que la había dicho a tal y tal chica con la que había hablado momentos antes. Empecé a probar openers absurdos, abriendo con cualquier cosa, y me di cuenta de que lo verdaderamente importante no es lo que dices sino como lo dices. A este respecto es muy significativa la frase de Hurrican Lee, escritor de artículos en la web approachanxiety.com “para ellas, la inconsistencia lógica no tiene la más mínima importancia”. Lo que quiere decir es que puedes abrir a una chica con algo que no tiene sentido lógico para ella, pero al contrario tiene sentido emocional. Si lo haces así, no pasa nada, le resultarás atractivo de todos modos. No debes complicar algo que al fin y al cabo es tan simple como mantener una conversación con otra persona. Persona que por otra parte es inofensiva, es solo una mujer, se supone que el llamado sexo débil.

El problema no es que sea inofensiva desde el punto de vista físico, el problema es si lo es desde el punto de vista emocional. Y para la mayoría, efectivamente lo es. Vuelvo a lo que he dicho en otros artículos como “Temor al rechazo (causas)” el problema yace en que tememos que nos rechacen. Quieres de una manera tan fuerte y necesita el éxito con una mujer que la posibilidad de que no te haga caso te hace tener terror, terror a quedarte solo de nuevo. Estás viendo las cosas de una manera fatalista por el simple hecho de que no sueles tener compañía femenina de manera asidua. Es lo que se llama la mentalidad de escasez. Si estás escaso de mujeres vas a actuar y pensar de manera desesperada, nublando tu razón. Así es fácil que desencadenes sentimientos de desesperación y temor ante la mera posibilidad de no triunfar con quien tienes delante.

Todo eso viene acompañado de síntomas, que traen causa de ese miedo al rechazo. Como ponerse nervioso, sudar, temblar, hablar con dificultad, etc. Incluso ser un poco irritable. Hay quienes llegan incluso a enfadarse con las chicas del set si no consiguen lo que quieren. El problema de todo eso no es solamente que vayas por ahí haciendo enemigos, sino que esa actitud te descarta automáticamente como posible pareja. Ninguna chica se va a sentir atraída por alguien que depende de la atención de los demás y encima lo muestra de una manera patética como enfadándose y poniéndose de mal humor.

Como primer ejercicio para empezar a tener mejores interacciones con las mujeres, no te preocupes por las frases de entrada, cualquiera que encuentres está bien. Si eres muy novato lo único que te debe preocupar es que la frase sea lo suficientemente fácil de memorizar y decir sin trabarte. Cuanto más corta mejor en ese sentido. Si contiene una parte ingeniosa que la haga reír y te facilite la tarea mejor que mejor, porque estás empezando, pero a medida que ganes experiencia olvídate de las frases de entrada. Usa simplemente la que te vaya bien y ya está, sin pensar demasiado en si a ella le va a gustar o no. Porque como te digo, no hay ninguna frase mágica.

Leave a Reply