¿Qué es un frusco?

Frusco es un término muy usado en Internet para hablar de una determinada manera de ser en cuanto a las mujeres. Es usado por muchos hombres de habla hispana que pertenecen a lo que se da en llamar la Comunidad de Seducción. Un grupo de hombres que se reúnen tanto en persona como online para hablar de técnicas y estrategias de seducción.

Fue acuñado por Mario Luna, un experto en seducción, y designa a un tío que liga nada o poco. No solo se trata de ligar poco o nada, la palabra designa una forma de ser, un perfil psicológico y de estilo del sujeto en cuestión. Mario es español, y empezó hace años a divulgar los conocimientos sobre este mundo en un libro llamado SexCode. En él se recopilan varias técnicas y se nos da una introducción a la mentalidad del seductor de éxito. Todas estas estrategias fueron creadas en los Estados Unidos por expertos en ligue que triunfaron con las chicas viniendo de la nada. La mayoría de ellos eran hombres frustrados con su relación con las mujeres que decidieron hacer lo posible para cambiarla. Uno de los primeros fue Ross Jeffries, por ejemplo.

Frusco es la palabra que usa Mario Luna para designar lo que en Estados Unidos llaman AFC, que es un acrónimo de “Average Frustrated Chump”, lo que se vendría a traducir como el típico pardillo frustrado. Viene a designar al que no liga. Pero además habla de su estado mental. Es el que no liga y está acomplejado por ello, sobre todo porque se encuentra frustrado con su situación, quiere mejorarla y no sabe cómo. Puede incluso llegar a hacer algunos esfuerzos por ligar, pero normalmente fracasa siempre, y tiene sexo cada año bisiesto, es decir casi nunca o nunca. Las causas de ser un frusco pueden ser varias, pero no tiene por qué haber una general que se aplique a todos ellos. Lo que sí tienen en común es que su manera de ser y expresarse es un repelente de vaginas.

El frusco no liga porque se comporta y piensa de una manera que no atrae en nada a las chicas. No se trata de ser feo, se trata de que es un chico aburrido, sin carisma, y sobre todo, tímido. La timidez y sus formas son la madre del problema. Así que me refiero a un concepto amplio de timidez. Me refiero al tímido, sí, pero también a aquél que aun pudiendo hablar con gente sin dificultades, tiene una conversación sin los componentes que generan atracción en ella. Como ves el concepto es muy amplio. Para que tengas una mejor idea de lo que es puedes leer el SexCode o mejor aún, puedes leer “El Método” de Neil Strauss. Encuentro que este libro es más explicativo que el otro porque te mete en situación e ilustra el concepto con su propia experiencia.

Pues bien, los componentes que no generan atracción son los del frusco y ¿Cuáles son esos? A parte de timidez pura y dura, retraimiento, poca habilidad social, poca valentía, dificultad para abordar chicas, falta de carisma, de mano izquierda con ellas, de sentido del humor y un largo etcétera. Por poca habilidad social entiendo a los chicos que no son extrovertidos con los desconocidos, que no tienen la facilidad de abrirse a los demás desde el primer momento y mostrar su cara más amable y encantadora. No me refiero al friki que no tiene amigos, que aunque también se puede incluir en el concepto de frusco, no lo monopoliza. Quiero decir que frusco no solo es el friki que no tiene amigos, o que aunque teniéndolos es como el tendero de cómics de los Simpson. O sea, el que juega a videojuegos, lee cómics y juega a juegos de rol, disfrazándose de Darth Vader en la feria del cómic de su ciudad.

Un friki o “geek” de las computadoras no es el único frusco. También lo son los hombres que, aún siendo “normales” o llevando una vida socialmente aceptable, no tienen una personalidad atractiva con las mujeres y no actúan de la manera más eficiente para atraerlas. En realidad, al menos en España, la mayoría de tíos no sabe cómo atraer mujeres, los que son vistos con una distinta cada día son poquísimos. Entre el otro 90 % de hombres hay varios grados. Están los que no son ligones pero pueden conseguir novia sin demasiados problemas, tarden más o menos tiempo, los que no ligan, los que no ligan y tienen problemas de algún tipo, y los frikis tipo dependiente de la tienda de cómics de los Simpson. Pues bien, los fruscos habitan entre los que no ligan, los de los tres últimos grupos que acabo de mencionar. No es necesario que ese tipo de hombres estén superfrustrados para considerarse fruscos, aunque en un origen el concepto nació así. Ross Jeffries, el creador del concepto de AFC, llamaba así a los que asistían a sus seminarios, y claro está la mayoría de ellos estaban muy frustrados. Pero ahora se entiende que frusco o AFC es simplemente aquél que es nefasto con las mujeres aunque no se agobie de una manera severa por ello.

Es así como muchos hombres entran en ese concepto. Pasando a ser fruscos los que son sosos, con una personalidad débil, sin gracia para relacionarse, miedosos con las chicas, desubicados en los comentarios que hacen con ellas, etc. Es mucho más fácil que entiendas el concepto si te pongo casos concretos de frusquedad. Por ejemplo un personaje de la serie “La que se avecina” que se emite en España. Se trata de Leo, un tipo muy pardillo que vive solo en el vecindario. Si conoces la serie entenderás de lo que estoy hablando, si no la conoces puedes buscarla en Google y ver algún capítulo para enterarte. Evidentemente el personaje está exagerado porque es una serie de humor, pero seguro que todos hemos conocido a un tipo así en algún momento. Sería lo que en el Río de la Plata llaman un salame.

Frusco es el tipo gris, sin magnetismo con las mujeres ¿Qué compone el magnetismo con las chicas? Ser seguro de uno mismo, que no busca la aprobación de los demás, que sabe qué gusta a las mujeres y sabe dárselo sin quedar como un pretencioso o un engreído. Extrovertido y con facilidad para hablar con desconocidos en cualquier situación, valiente, que está al cargo de los problemas y los soluciona, que puede liderar a otras personas hacia su solución, etc. Como ves no todos los hombres entran en esa descripción, es por eso que digo que el AFC no solo se extiende a los frikis o a los que tienen problemas de marginación social. Se extiende a tipos “normales” vuelvo a repetir, pero que a la hora de atraer a una tía no son valientes, no le demuestran que son capaces de hablar con ella sin importarles lo que ella piense de ellos, por ejemplo. En la mayoría de casos los tíos quieren quedar bien con ella a toda costa, y se preocupan por gustarle, entrando en lo que ellos creen que a la chica le va a atraer. De ahí que muchos la caguen tratando de impresionarlas o complacerlas con regalos, o de adularlas diciendo lo guapas que son.

Todo eso es una manera de demostrar que te preocupa lo que ella piense de ti. Y eso si lo piensas es contrario a ser un hombre valiente que no se preocupa por lo que dirán de él y sabe solucionar los problemas por si mismo. Todo esto son las características del seductor, y Mystery las agrupó en lo que el llama valor, o DHV en su sigla en inglés, que es acrónimo de “Demonstrastion of higher value” o demostración de alto valor (esto lo encontrarás más explicado en el SexCode) El valor es el valor de supervivencia y replicación, o sea tener hijos y saber sobrevivir. Al margen de que pienses que el nombre es acertado o no, lo que importa ahora es que entiendas que esas características de ligón se agrupan en el concepto de DHV, y con el tiempo lo que no entra en eso se a metido en el concepto de Frusco o AFC. Así que por frusco puedes entender al que no tiene huevos a abordar a una chica en una discoteca y no sabe qué decirle, si además de eso es débil de mente, no cree en si mismo y se viene abajo ante cualquier dificultad.

Quiero que veas que se trata de alguien que puede llevar una vida perfectamente normal, tener su trabajo, su familia y amigos, y salir de fiesta los sábados por la noche, pero ser un frusco igualmente si no sabe qué tiene que hacer para gustar a las chicas y además es inseguro y se desanima en seguida si no la consigue, o si tiene cualquier dificultad para ello. Se trata en suma de un carácter débil, que no ha sido entrenado para relacionarse con desconocidas y generar atracción, e ignora lo que puede hacer para generarla, actuando además como todos los demás hombres actúan normalmente en esa situación. El Frusco es el que hace lo mismo que los demás al hablar con mujeres, por eso no liga. El desconocimiento de lo que gusta a las chicas es casi nulo en el común de los hombres, y los palos de ciego que dan son similares en la mayoría de ellos. Todos los AFC’s fracasan en lo mismo, para entendernos. Como ves es un concepto amplio que abarca a los poco hábiles con las mujeres, y que por ello es difícil de definir sin recurrir a casos concretos de ejemplo. Pero si ves características en ti que entran en el saco de frusco puedes buscar más información para salir del hoyo. Busca más en la web o en esta misma página de seducción.