Vicios de AFC, adorar famosas

Con este artículo quiero iniciar una serie de artículos que hablarán de lo que yo llamo “los vicios de AFC1“. Se trata de las pautas de conducta y de pensamiento que muchos hombres con poco éxito con las mujeres cometen. En general son formas de pensar y de actuar que perjudican nuestra relación con las mujeres. AFC es la sigla que hace referencia a lo que en España se ha dado en llamar “frusco”, TTF o “pagafantas”, y que la escuela RSD en Estados Unidos llama “chode”. Se quiere aludir a los hombres que no saben atraer mujeres y se sienten frustrados por ello. Además de eso es importante que sepas que la mayoría de estos hombres tienen una manera de actuar, vestir y pensar muy determinada. Por eso es fácil identificarlos.

Pues con esta serie de artículos quiero centrarme sobre todo en la forma de pensar y enfocar el tema de las mujeres y el sexo. La primera de ellas es la que menciono en el título de este artículo. Todos hemos oído al típico hombre hablar de lo mucho que le gusta una famosa y de lo que le gustaría poder estar con ella o tenerla como novia. Incluso hay que admitir que casi todos lo hemos hecho en alguna etapa de nuestra vida. Es algo natural que hasta las mujeres hacen hablando de los famosos que les gustaría conocer. El problema de esto llega una vez estamos aprendiendo seducción y queremos cambiar nuestra forma de ser. Si queremos dejar de ser chodes para pasar a ser seductores, tenemos que cambiar nuestra forma de pensar. Tenemos que dejar de pensar como un hombre con poca abundancia de mujeres y pasar a pensar como un ligón, un hombre que está acostumbrado a la compañía femenina y a atraer chicas.

Sin duda alguna esto es fundamental, somos lo que pensamos. Esto es como el cuento del águila que se cree una gallina. Si eres un águila pero te han criado en un gallinero, lo que sucede es que no aprenderás a volar. Te comportarás como las gallinas con las que has sido criado. En el momento en que te pongan en la tesitura de volar no lo harás, porque piensas como una gallina y no como lo que eres. Lo mismo pasa con el aprendizaje del arte de seducir. Si seguimos pensando como afc’s seguiremos siendo afc’s en las situaciones en que haya que lidiar con mujeres. Esto confirma lo que se dice siempre en el mundo de la seducción. Para triunfar con las mujeres hay que creérselo. Si no te crees con capacidad de atraer, es muy difícil que la otra persona se lo crea. No te olvides que esto se trata de convencer a otra persona de que vales la pena como hombre, que tienes las cualidades que toda mujer busca en un hombre, como la seguridad en uno mismo, la sociabilidad, la madurez, etc. Para que ella te vea como algo atractivo debes creerte alguien atractivo.

En este sentido, el vicio afc más común es el de adorar famosas. Hablar de una famosa como si ella fuera una diosa de la belleza, casi como si fuera alguien que no existe en la realidad. Hablar insistentemente de lo mucho que te gusta y de lo que te gustaría poder conquistarla. El primer perjuicio ya lo he mencionado. Inconscientemente creas en tu mente la apariencia de que ella es única, y de que no hay mujeres como ella en el mundo real. Lo cual es falso. Y en segundo lugar, estás poniendo un patrón de belleza en un pedestal. Con eso lo que haces es alejar de ti mismo a las mujeres de ese tipo de belleza. Aquí es cuando algunos afc’s llaman a estas chicas diosas. Si te fijas la carga emocional es grande. No hay diosas, hay chicas, iguales que tú, que cagan y necesitan trabajar para comer igual que tú. Si recreas en tu mente lo muy atractiva que es una chica lo que haces es alejarla de ti. Y en el momento en el que te encuentres con una es muy probable que la tengas tan idealizada que no te animes ni siquiera a entrale por la calle. Así que ¿de qué sirve adorar a una famosa si cuando te encuentras a una chica de su nivel por la calle no te animas a pararla? Es evidente que si te encontraras a esa misma famosa no lo harías tampoco. Así que ¿para qué gastar energía pensando en ella? Como dice Ross Jeffries cuando tienes ese tipo de pensamiento en tu mente lo que haces es perpetuar tus estructuras mentales de chode.

Ser seductor es un estado de ánimo, es una energía que se lleva dentro y se proyecta al exterior. Lo que atrae es eso, no el físico ni las palabras concretas que digas. Lo importante es cómo lo digas, y para decirlo de una manera atractiva tienes que tener la energía del seductor. Eso requiere un cambio interno, y para eso tienes que cambiar tus pensamientos y tus hábitos de conducta. Los pensamientos que tengas a diario conformarán tu forma de relacionarte con el mundo. Eres lo que piensas, volvemos a la historia del águila que se cree una gallina.

1AFC es una sigla en inglés que significa Average frustrated chump. Lo podemos traducir como el típico pardillo frustrado. Hace referencia a todos esos hombres que no tienen la suerte de tener muchas mujeres en su vida y se sienten frustrados por la soledad y falta de sexo.